miércoles, 29 de junio de 2011


Esta noche, me encaramaré a la luna, me instalaré en su cruasán como si estuviera en una amaca y no tendré ninguna necesidad de dormir para soñar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario